• Grupo Tawa

El pensamiento tradicional que sugiere mayor productividad en aquellas empresas donde los colaboradores pasan de 8 a 10 horas en las instalaciones está quedando en desuso gracias al gran número de organizaciones que ha decidido conservar y resguardar la salud de sus colaboradores a través de la flexibilidad laboral.

Aunque esta es una medida muy aplicada actualmente por las restricciones laborales que ha producido la pandemia y la necesidad de crear distanciamiento social, no es tan fácil de llevar a cabo. Para que logremos desarrollar una flexibilidad laboral exitosa, que permita mantenernos sanos mientras se disipa la pandemia por COVID-19, necesitamos tomar en cuenta ciertos aspectos que van a determinar las condiciones para que los colaboradores hagan frente a esta flexibilización.

Aspectos a considerar antes de implementar la flexibilidad laboral

La flexibilización laboral ofrece grandes resultados cuando de mejorar el ambiente de trabajo se trata, sin embargo, no es la única razón por la que se vuelve indispensable llevarla a cabo.

Actualmente, se requiere fomentar un plan de flexibilización en los turnos y horarios para disminuir la densidad de personas dentro de las instalaciones y, a su vez, reducir las posibilidades de contagio, por lo que recomendamos evaluar los siguientes aspectos para diseñar la flexibilidad laboral de nuestros colaboradores.

Antigüedad de la empresa

Flexibilizar los horarios y métodos de trabajo es una excelente opción para las organizaciones que están iniciando, pues es muy difícil comenzar un proyecto ofreciendo remuneraciones atractivas que puedan captar talento de calidad, por lo que el mejor incentivo es la flexibilidad, la libertad para organizar su trabajo y el resguardo de su salud.

En el caso de las empresas más longevas que ya se han establecido y, por lo tanto, cuentan con un capital humano consolidado, también pueden implementar estas recomendaciones con un mayor respaldo económico que no repercuta en la rentabilidad de las mismas, logrando también una mayor competitividad en el mercado laboral.

Entorno en que se desarrollan las actividades de oficina

Ya no solo debemos preocuparnos por el ruido y demás elementos de distracción, sino también por un virus de alto nivel de contagio, lo que supone un peligro, tanto en la salud integral de nuestros colaboradores como en la productividad de la empresa. Si este es el caso de nuestra organización, un poco de paz trabajando desde sus hogares es la mejor alternativa.

Otra alternativa puede ser el acondicionamiento de las oficinas, partiendo de protocolos de acceso y protección hacia los empleados, aplicando un mayor espaciado entre los cubículos, disponiendo de dispensadores de gel antibacterial, entre otros elementos.

Horarios regulares

Muchas de las más grandes empresas a nivel internacional se han caracterizado no solo por flexibilizar los horarios, sino también por implementar otras medidas para sus colaboradores y para que el ambiente laboral sea más agradable y menos riesgoso de acuerdo con la situación por el coronavirus, logrando así incrementar la productividad.
Y aunque quizás no contemos con los recursos suficientes para dar ciertos beneficios e implementar medidas especiales, podemos iniciar otorgando la flexibilidad laboral que sirva como un buen incentivo para captar y proteger a los mejores talentos de nuestra área laboral.

Grupo Tawa


Nuestra atención:

Encuéntranos en: